Tu opinión de ti forja tu destino + las botas rosadas de Cristóbal

Mi hijo tiene unas botas rosadas marca Dr Martens

Son brillantes y lindas. Un día decidió que ya no quería ponerse más sus botas. Supimos que un niño en el colegio, le dijo que parecía una niña.

Entiendo que las construcciones culturales son como ciudades. Vivimos en ellas, las toleramos porque no sabemos cómo más vivir. De repente, hay colores de niñas y otros de niños. Mi hijo no sabía eso, ahora lo sabe.

A Cristóbal le dije que la gente, durante toda su vida, iba a tener una opinión de él. Que no es bueno en matemáticas, que no juega fútbol, que escogió una carrera sin futuro, que come mal, que come demasiado bien. Le dirán de todo.

A Cristóbal le dije que lo que más importa es su opinión de él mismo. Eso, yo lo aprendí de adulta; es la lección que forja el destino. Lo que él piense de él, es la pauta de su vida.

Su opinión de él, se crea a partir de lo que él mismo se ve hacer, de sus acciones.

Por eso, cuando salió con sus botas de nuevo, recibió nueva información sobre él mismo: a sus cuatro años, supo que es posible hacer algo que otros desaprueban, solo por el hecho de que él lo aprueba.


One thought on “Tu opinión de ti forja tu destino + las botas rosadas de Cristóbal

  1. Que belleza de post!! Que rico que salga con sus botas rosadas, mi hijo también tuvo patines rosados, eran de una primita, no le importo, amo que puedan ser auténticos y libres

Leave a Reply