¿Qué hace que las cosas se vuelvan sagradas?

Coge una piedra, ponla en tu mesa de noche y mírala. Todos los días, dedícale unos minutos de tu total atención.

Al cabo de unos meses, esta piedra será sagrada para ti.

Eso dijo Krishnamurti.

Es dedicarle tu presencia a algo, lo que hace que cobre vida ante nuestros ojos. 

Hagamos lo mismo con nosotras mismas. Mirémonos, a ver qué surge. Seamos curiosas, mirémonos como se mira una piedra del río, sin esperar nada.

Nos miramos reaccionar mal, nos miramos ser amables, nos miramos afrontar nuestros días cuando estamos cansadas y cuando estamos contentas.

Al cabo de un tiempo, lo que veamos también será sagrado.


Leave a Reply